banner
banner
  Síguenos: Twitter xeva Tabasco  Facebook xeva Tabasco
xeva Noticias banner

Blogs

sábado 18 agosto 2018 5:30 PM Villahermosa, Tabasco, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$19.090

$19.098

xeva en vivo
 
Portada / Últimos Blogs / Post

Perros asesinos ¿mito o realidad?

 7 ago 2018

Por: Ricardo García Herrera

Perfil del Autor


Ricardo García Herrera



Semblanza
M.V.Z. por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco. Estudió en la Universidad Complutense de Madri ...



Blogs Anteriores

Me gustaría iniciar con una frase que he escuchado que dice: “No existen perros malos, existen los malos propietarios” (anónimo).

En los últimos días nos hemos enterado de noticias donde se ha involucrado un perro cometiendo un asesinato o relacionado a lesiones a seres humanos (siendo los niños y adultos mayores) los mas relacionados a estos eventos.

También se habla de una raza relacionada a ello, aunque no exclusiva, me refiero al pitbull, rottweiler, entre algunas.

Sería importante no culpar o encuadrar como razas “peligrosas” para el ser humano, y pienso que si un perro recibe todo un proceso de socialización, educación, entrenamiento y como todo ser vivo una óptima atención en un equilibrio, el perro no deberá llegar a tener un comportamiento agresivo, y si este se presentara, es obligación del propietario consultar con un experto en comportamiento animal “etólogo clínico” cuya formación es veterinaria con especialización en el área.

En la gran mayoría de casos, el ataque no ha sido provocado: entre el 75% y el 50% de las víctimas ni siquiera había tocado al animal antes del ataque, y tampoco había invadido su territorio.  Los animales que con más frecuencia arremeten no son abandonados, sino con propietario (90%), cerca del 75% de las mordeduras de perro son producidas por animales conocidos por la víctima y el 15% por sus propios animales.

Los machos arremeten con mucha más frecuencia que las hembras, alrededor de un 80%. Suelen ser sanos (la agresividad por enfermedad no es de las más frecuentes). Aunque no hay una evidencia clara, parece que la raza influencia bastante, y algunos estudios han determinado que las razas con un índice de peligrosidad más alto son las PitBull, Rottweiler, Chow-Chow, Husky Siberiano y Pastor Alemán.

Ahora bien, no se ha de olvidar que cada individuo es único aunque pertenezca a una raza, así que un perro con un índice alto no es seguramente peligroso ni uno con un índice bajo, completamente inofensivo (Paz). El índice es sólo un indicador. Por otro lado, el ambiente (dieta, localización, etc. (Beaver, 1996)) que rodee al animal y su adiestramiento o experiencia previa van a marcar notablemente su conducta agresiva (Manteca, 1996).

Hay posibilidad de que la agresividad tenga una causa orgánica, es decir, o bien que se presente por dolor (podría ser causa en el caso de niños jugando con el perro sin controlar adecuadamente su fuerza, aunque no sería un caso frecuente) o bien por una anomalía en el organismo del animal. Así pues ¿por qué es agresivo un perro?

Un perro puede mostrar diferentes tipos de agresión por diferentes objetivos y motivos.

CAUSA ORGÁNICA: Este tipo de agresividad representa el 15% del total de visitas y puede deberse a: A) Dolor. El dolor puede hacer que el perro reaccione agresivamente (artritis, infecciones del oído, infección de la columna vertebral, afección del ojo y de la piel. B) Problemas del SNA, rabia y tumores intracraneales (1%). C) Cambios fisiológicos. Se da en enfermedades no dolorosas o en cambios de ambiente. Por ejemplo, cuando un perro desarrolla una ceguera y se vuelve agresivo.

SIN CAUSA ORGÁNICA. Este tipo de agresividad es la que representa un mayor problema con el 85% del total de visitas (falta referencia): La agresividad por dominancia es una de las más frecuentes. Es la agresión para determinar la jerarquía del grupo. El perro es una especie altamente social. En estado natural convive bajo un sistema jerárquico que es fundamental para preservar el orden en la manada. Existe siempre un macho o una hembra dominante, encargado de la organización familiar, que reafirman su liderazgo en forma constante mediante la agresión (agresión por dominancia). A través de la dominancia, los animales de menor jerarquía respetan al superior y las reglas del grupo. Un animal puede mostrar agresividad delante de una persona de la familia por el hecho de pertenecer a la misma “manada” y querer establecer una relación de dominancia-subordinación.

También está influenciado por genética y por hormonas. Distinguimos dos tipos de agresividad por dominancia: 1.- Al extremo: el perro cree ser el individuo alfa, dominante sobre todos los demás; es la más infrecuente y peligrosa. 2.- Común: el perro tiene un carácter dominante, en contraposición al carácter tímido del propietario, que es incapaz de controlar al primero. El animal se muestra ofensivo al mínimo acercamiento o contacto visual. También al castigarlo o intentar quitarle un objeto o la comida, retenerlo, ponerle un bozal o correa, cepillarlo, y hasta al querer acariciarlo (Beaver, 1999) (Vallès). Su reacción será o bien ponerse a dos patas encima de la persona, o bien bloquear con su cuerpo el paso de la persona, o gruñir y resistirse a mostrar posturas de sumisión.

Un animal amenazado, solo, etc. puede encontrarse en un estado de miedo y ser más propenso a reaccionar agresivamente delante de ciertos estímulos (Manteca, 1996). Su postura será con la cola entre las piernas, y con las orejas echadas hacia atrás, pero además presentará temblores, grupa agachada e intentos de fuga, al sentirse acorralado, ser castigado, o intentar ser manipulado por un humano (Chomel, 1992).

TERRITORIAL. El animal puede ser agresivo hacia una persona que invade su territorio, principalmente cuando éste no pertenezca a la manada (familia). En la mayoría de los animales no sucede hacia individuos de otra especie, pero el perro es un caso especial, que suele mostrar esta agresividad hacia personas también (Manteca, 1996)

POR COMPETITIVIDAD. Aparece cuando el perro pelea por un recurso que tiene o por un recurso que quiere tener. No confundir con agresión por dominancia (los perros dominantes presentan menos este tipo de agresión que los sumisos). Es una de las causas de agresión más frecuentes. Un tipo sería la agresividad protectora. Ésta se da cuando nuestro perro se muestra dispuesto a proteger todo aquello que considera suyo (B.Paz).

MATERNAL.  Fácilmente detectable, ya que la muestran las hembras en el caso de que una persona intente manipular o se acerque a sus cachorros, con intención protectora. Es bastante común e intuitiva, pero es temporal.

FRUSTRACIÓN. Ocurre cuando el perro no consigue algo que quiere intensamente. Esta frustración producirá un estrés que puede desenvolver en agresión.

REDIRIGIDA. Ocurre cuando el perro intenta atacar a algo o alguien y no puede por alguna barrera física (está atado o enjaulado). La frustración que esto le produce hace que el perro redirija el ataque hacia otro perro, persona u objeto. Un ejemplo sería cuando un perro se está peleando con otro perro y una persona intenta separarlo. El animal confunde el objetivo de la agresión y ataca a la persona.

PREDATORIA. Algún estímulo induce la conducta cazadora del perro. Es muy rara, pero potencialmente la más peligrosa.

ABUSIVA. Se da cuando un perro inseguro ataca a un perro débil.

ORIGINADA EN EL JUEGO. Se produce cuando juegos agresivos y estresantes terminan con una agresión (muy relacionado con niveles altos de estrés).

CAUSA (O TIENE RELACIÓN) GENÉTICA. La agresividad en el perro doméstico no es hereditaria, pero sí hay factores genéticos que influyen en la agresividad del animal. Podríamos decir que es más determinante la genética propia de cada animal que la raza.

También hay ciertas patologías como el síndrome de la ira que encontramos en el Cocker Spaniel inglés y produce una forma exagerada de agresividad por dominancia; o en los casos de perros de pelea que han aprendido que el comportamiento agresivo hace que las demás criaturas huyan, en los cuales el comportamiento agresivo no se podrá ni corregir ni controlar, teniendo que eutanasiar al animal.

Bibliografía y derechos

AGRESIVIDAD CANINA LEGISLACIÓN, DEBERES Y ÉTICA de la UAB; España.

Dr. Ricardo Alfonso Garcia Herrera. - Doctor en Ciencias Veterinarias / Contacto: Clínico Privado 9931095197 WhatsApp

 

 

banner

banner

-