banner
banner
  Síguenos: Twitter xeva Tabasco  Facebook xeva Tabasco
xeva Noticias banner

Blogs

jueves 24 septiembre 2020 1:12 PM Villahermosa, Tabasco, México

DÓLAR HOY

Compra:

Venta:

$22.021

$22.031

xeva en vivo
 
Portada / Últimos Blogs / Post

Néstor Andrade y los niños creativos

 3 ago 2020

Por: Pedro Octavio Reyes Enríquez

Cuando los niños pintan, desarrollan varias destrezas, habilidades corporales y emocionales. Ellos dibujan antes de aprender a escribir inclusive antes que hablar, esta actividad les da esa facilidad motora que después les permitirá hacer con sus manos los principales símbolos de nuestra lengua.

La pintura relaja, al tomar un color e iluminar un lienzo, una hoja, se siente un placer, se despierta una emoción, no importa qué edad tenga, pero en los pequeños esto es mayor.

Cuando se dibuja se liberan emociones, inclusive ayuda en el alivio de la tristeza, calma el enojo, porque el arte sirve para canalizar adecuadamente los sentimientos del ser humano, hay una amplia literatura al respecto.

A través de la pintura, el niño aprende a expresarse, dibuja, ilumina. Cuando le preguntamos qué hizo, nos da un mundo de significados; inclusive hay pruebas psicológicas que se les aplica, en donde se toma como referencia esa imagen, para interpretar su estado mental, la clásica es cuando se le pide que dibuje a su familia.

Pintar no es solamente rayar, el niño imagina cosas, relaciona ideas, con creaciones propias y su mundo, en ese momento está desarrollando su creatividad, gran parte del pensamiento del orden superior, tiene que ver con la creación mental, herramienta indispensable para desarrollar el cerebro en el ser humano.

Sin embargo, sucede que en nuestro sistema escolar de repente paramos al niño en esta importante habilidad, se le deja de impulsar a que siga pintando, y siendo tan necesarias las clases de pintura en ellos, no se les apoya, solamente se le deja pintar para que se “entretengan”.

El Mtro. Néstor Andrade Merino (QEPD), pintor cordobés, fue un gran impulsor de la pintura en los niños, en el IVEC, en Casa de las Artes Múcara y en colegios particulares les daba clases. Los pequeños eran felices en esas clases, disfrutaban sus sesiones con él. Veía cómo entraban a sus clases. Podían entrar serios, tal vez inquietos o aburridos, pero salían emocionados, sus caras cambiaban, eso lo vi muchas veces. Él les dio clases a mis hijas y cuando iba por ellas veía cómo todos mostraban con cara de felicidad a sus padres lo que habían hecho con el profesor Néstor.

Andrade Merino tenía esa como una de sus causas, que los niños pintaran, que fueran felices con lo que hacían sus manos, impulsarlos a expresarse y lograba que soltarán sus emociones, que expresaran su creatividad, que propusieran ideas. En los adolescentes lograba, ¿qué creen?, que sin que les dijera nada, se olvidaran de sus teléfonos móviles, se entretenían tanto que ese aparato, que nos posee a todos, casi ni lo tocaban en sus clases.

Para él ser maestro era una de sus devociones y por ello lograba trasmitir a los niños toda su emoción al pintar, sin imponerles su estilo ni su personalidad como artista plástico.

Además, hacía que el niño expusiera su obra, que la explicara con sus propias palabras, mostrando el sentido de lo elaborado, de esa forma el Mtro. Néstor lograba que el niño desarrollara desde habilidades motoras, físicas, hasta las intelectuales y artísticas indispensables; también por supuesto que expresara sus emociones, de esa forma impulsaba una formación integral en ellos.

Muchos artistas son celosos de su trabajo, otros tienen dificultad para transmitir sus conocimientos, a otros más no les interesa dar clases y menos a niños porque son muy inquietos, por lo tanto, no les es tan fácil trabajar con ellos. Para el gran artista veracruzano Néstor no era así, muchos de sus alumnos reconocen que disfrutaban de esas clases, que entre las de matemáticas e inglés, llegar a esas sesiones era un paraíso.

Le dio clases a miles de niños a lo largo de su gran trayectoria de 40 años.

Desde luego, su contribución no es solamente en el campo de la enseñanza, sus aportes son varios, en lo personal pude ver los siguientes, que diré no en orden de importancia, más bien como lo fui conociendo.

Su primer aporte es en el campo de la educación artística, especialmente en la infantil, la cual disfrutaba mucho. Recuerdo que una vez le hablé para pedirle que diera clase a jóvenes universitarios, le insistí y me dijo: “Pedro Octavio, lo siento, a esa hora mi compromiso es con los niños”. Con eso me silenció, sé que el trabajo con los pequeños es vital en el campo de las artes.

Su segundo aporte que vislumbré fue como artista plástico, su obra ha participado en más de 100 exposiciones en diversas partes del país, desde luego no hay espacio cultural de nuestra región en donde su obra no haya estado, todos querían tener la obra del Mtro. Néstor en sus galerías. Fue muy prolífico como creador, pero todas sus obras tienen su sello, sus colores, sus temas, hay una identidad en todo lo que hacía. Desde luego su trabajo es bien apreciado por todos los públicos, desde los niños hasta coleccionistas destacados.

Su tercer aporte, resignificar nuestra identidad veracruzana. Sus temas, el mar, el carnaval y las máscaras, muy propios de la región. Hay gente que me decía, pero si gran parte del mundo tiene mar, es cierto, pero el mar de Veracruz es único, Néstor Andrade lo sabía retratar, sus olas, su arena, su vaivén, sus colores, que lo hemos ensuciado, es cierto, pero pasar por el bulevar y ver todas las tonalidades que tiene en Veracruz es único, si observa usted, depende de la hora y la temporada es el estado de ánimo que reflejan sus aguas. Él se iba a caminar al bulevar con su familia y veía la playa y el mar, con toda su colorimetría, en marzo de este año antes que empezara la pandemia así lo vi, iba caminando con su familia por el hotel Camino Real observando hacia la Isla de Sacrificios.

Otro de sus temas, el carnaval, pero claro él hacía alusión al de Veracruz, en sus pinturas se observan las comparsas, los carros alegóricos, los desfiles que vemos cada año. No se refiere a los carnavales europeos, ni a los sudamericanos, más bien al más alegre del mundo, y nuevamente en sus obras se ven los colores de nuestra región, llamativos, fuertes, apasionados.

Los colores del maestro Néstor Andrade eran muchos, pero él prefería los que se observan más en nuestro mar y en los carnavales, el azul, el turquesa, el morado, el violeta, el verde agua, todos relacionados con el trópico, como él decía.

Claro, también las máscaras estaban en su obra, comentaba que son parte de la identidad religiosa e indígena de nuestro México.

Mostrar nuestra identidad fue parte de su obra.

Iba platicando con él en 2019, mientras caminábamos detrás de las mojigangas, me explicaba que quería que cada año se volviera hacer este desfile con motivo de las fiestas del 3 de mayo de la Santa Cruz, él lo había impulsando junto con otros creadores veracruzanos y el ayuntamiento de Veracruz, en donde se habían sumado varios movimientos culturales de nuestra región. Ese es su cuarto aporte, la difusión y la gestión cultural.

Impulsó diversos eventos culturales, no era el tradicional creador que esperaba a que lo invitaran a exponer, mientras cómodamente creaba en su espacio, él proponía, gestionaba, invitaba a los medios, difundía, convocaba, solicitaba a las instancias culturales y a los demás creadores su participación, generalmente siempre tenía éxito. Fundó y participó en varios grupos culturales, menciono los Oníricos, Estenopeicos, Portucultura (tomado de la nota de Jorge A. González), participó activamente en la Fundación de los 500 años de la Vera Cruz A.C., en el Colectivo Arena y Luna entre otros.

Pocas veces se ponía el saco presumiendo lo que hacía, sabía trabajar en equipo, desde luego siempre acompañado del amor de su vida, la destacada profesora Indira Domínguez.

Su quinto aporte “Crearte”, Casa de las Artes Múcara, espacio cultural fundado por él, junto con su esposa Indira Domínguez, donde se han dado clases de danza, música, pintura, ballet, teatro, fotografía, dirigido a todo público a un costo razonable, siendo ejemplo de como el arte se puede enseñar sin pertenecer a una institución gubernamental. En donde desde luego se hacen presentaciones de libros, exposiciones, conferencias, charlas, etc., apoyando a muchos creadores locales.

Sexto aporte, impulsor de artistas veracruzanos. Sin duda, al enseñar, deseaba que más personas pudieran expresarse a través de las artes plásticas. Durante 40 años, formó varias generaciones de creadores, quienes hoy en día son destacados en su campo, influyó no solamente en pintores, también en arquitectos, escultores, diseñadores, publicistas, gestores culturales, los cuales tienen parte de su sello.

Él sentía mucha satisfacción cuando sus alumnos participaban en exposiciones individuales o colectivas, y en lo general cuando destacaban en su campo. A veces no le importaba que no fueran las artes plásticas en donde sus estudiantes tuvieran éxito, porque una de sus tareas era generar la creatividad en sus alumnos, la cual hace falta en cualquier campo de la vida.

Hoy en día mantener unida a una familia no es sencillo, sin embargo, él disfrutaba mucho de la compañía de sus seres queridos, andar con sus hijos, salir con su esposa, apoyarlos, impulsarlos era otra de sus pasiones. Ese es otro de sus aportes a la sociedad, generar hijos de bien, si todos los mexicanos impulsáramos ciudadanos responsables, nuestro país sería otro. Desde luego, él trabajaba en equipo con Indira, pero estoy seguro que él ponía de su parte para mantener a su familia unida. Ese es su séptimo aporte, una familia de bien.

Sé que me quedo corto, menciono solamente 7 de sus aportes, pero estoy seguro de que sus grandes amigos hablarán más cosas gratas que llegó a hacer este gran artista veracruzano. Tan solo hablar de su obra tan vasta, explicar su mundo de peces mágicos, sus máscaras, sus colores en donde hacía combinaciones únicas, no se puede reducir a unas cuantas cuartillas, pero mi interés es divulgar parte de su trabajo y sin duda que se conozca su aporte al arte veracruzano y de nuestro país.

Ha sido un orgullo haberlo conocido, que me haya tratado siempre amablemente y que les haya dado clases a mis 2 hijas. Fuente de consulta: Reseña de la vida y obra de Néstor Andrade Merino, realizada por el periodista Jorge Alberto González:

 

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10223212615086966&id=1331117807 https://www.youtube.com/watch?v=fCXFTFE2iZQ

Idea Morada: https://www.youtube.com/watch?v=h0I00VVNkTE

 

banner

banner

banner